web analytics

Caminero y Mayoral en Cuéllar y Miura en Montemayor

Charla coloquio de la asociación de Amigos del Caballo, de Cuéllar.

Jornada  de charlas taurinas, con la presencia  en Cuéllar de los ganaderos, Pedro Caminero y Pepe Mayoral, para hablar de la tradición de encerrar a caballo, en compañía de, Jesús Perez Carbonero, titular del hierro de los toros de Brazuelas. Y destacar también la presencia de otro ganadero ilustre, Antonio Miura, en las jornadas taurinas de Montemayor.

En las dos citas gran expectación, con gran presencia de caballistas en la charla de la asociación Amigos del Caballo, en la que se habló largo y tendido sobre el desarrollo de los encierros de Cuéllar.  Y en la que el director del encierro, Pedro Caminero, destacaba el resultado positivo de la limitación de caballistas (20) en el encierro por el pinar, aunque la presidenta de los caballistas cuellaranos, Ainhoa Iglesias, manifestaba nuevamente su desacuerdo con esta medida establecida desde hace un par de años.

Caminero afirmó que “con menos gente se trabaja mas a gusto”, poniendo el ejemplo de encierros como el de Pedraza de la Sierra. Y su socio, Pepe Mayoral, hizo hincapié en que debía de tomarse en consideración la opinión de los directores del encierro a  la hora de la elección de las ganaderías. Y en este punto el propietario del hierro de Brazuelas, Jesús Pérez, destacó el buen manejo de sus reses a caballo, apuntando la posibilidad de repetir en los encierros del 2018.

Antonio Miura en Montemayor.

En Montemayor, el tema fue de otro signo y el ganadero sevillano, Antonio Miura, deleitó al público hablando sobre la crianza de sus reses, que definió como una sub-raza dentro de la raza del toro de lídia. Un toro con el que “hay que estar en el sitio y hacerles las cosas muy bien porque aprenden mucho”. El manejo se hace a caballo, y aprenden afirmaba “desde su manejo en el campo, el amago te lo indican con la mirada”.

“Nuestros toros no se enfundan”, señalaba el ganadero sevillano, “son muy complicados”, y “hay que convencerlo y hacerlo todo por la paz porque es imprevisible” y las vacas (remató) están mas locas”.  Habló de los toros y plazas importantes en la historia de la ganadería como Sevilla y Pamplona, donde es un hierro fijo en los carteles. “Sevilla es Sevilla”, afirmó Miura, y con su sabiduría de hombre del sur afirmó su máximo respeto por el público “que es el que llenas las plazas”, y llenó el salón del Restaurante La Martina. Miura repite el 24 de febrero en Cabezuela.

Miura llenó en Montemayor.

Autor: Redacción Cuéllar

Muévelo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *