web analytics

¿Hay demasiados cerdos en Segovia ?

Explotación ganadera de porcino.

Esa es la pregunta que hay que formularse tras apuntar  que la cabaña de porcino de la provincia es de 1.200.000 cabezas de ganado, según datos del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León. Esto quiere decir, que teniendo en cuenta que aproximadamente 100.000 personas viven en los 208 municipios de la provincia, cada habitante del medio rural convivimos con 12 marranos. Y entonces la cosa si es para preocuparse.

Por ello, las asociaciones integradas en la Red Ambientalista de Segovia se han sumado recientemente a la solicitud realizada desde Ecologistas en Acción para que se establezca una moratoria de 4 años para nuevas granjas de porcino, o la ampliación de las ya existentes en toda la provincia. Y viene motivada por el grave problema de contaminación por nitratos existente en las principales masas de aguas subterráneas de la provincia.

Está basada también en que las medidas de control y gestión de los residuos ganaderos tomadas hasta la fecha no han dado resultados positivos. Por ello se propone esta moratoria, para realizar un estudio detallado de las instalaciones ganaderas y del itinerario real de los residuos, que sirva de base para la elaboración de un Plan que permita ajustar el número de cabezas de ganado hasta cifras compatibles con el mantenimiento de los recursos de agua, y así adecuar la actividad ganadera a unos criterios de sostenibilidad.

Y es que el “Informe de seguimiento de la contaminación de las aguas por nitratos de origen agropecuario y propuesta de designación de zonas vulnerables”, recientemente difundido por la Junta de Castilla y León, revela también que en numerosos municipios hay una clara desproporción entre la cantidad de ganado y la superficie agraria existente. Y a la solicitud de esa moratoria se han sumado también las empresas de turismo rural, que como mal menor proponen que los purines se viertan solo de lunes a jueves, porque en determinadas poblaciones los malos olores hacen imposible el desarrollo de cualquier otra actividad económica.

Autor: Redacción Cuéllar

Muévelo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *