web analytics

La Unión de Campesinos exige vigilancia para evitar los fraudes en la venta de lechazos

Corderos lechales en una explotación ganadera.

Debido a la proximidad a las fiestas de Navidad y a los numerosos fraudes o engaños que se producen en estas fechas cada año en la venta de lechazo de otros países como Lechazo de Castilla y León, la Unión de Campesinos de Segovia recuerda la importancia de realizar una mayor vigilancia para controlar exhaustivamente la trazabilidad de los productos, y exige una mayor transparencia con “un etiquetado claro y visible” que indique el origen del lechazo para que el consumidor pueda elegir correctamente.

Para los ganaderos tanto de Segovia como de Castilla y León es de vital importancia que se controle la venta de lechazo sin identificar y sin una trazabilidad que permita identificar el origen del lechazo de una forma clara y no engañosa, indicando en todo momento, la procedencia de la carne, incluido en las canales.

Por ello desde la Unión de Campesinos de Segovia exigen al Ministerio de Agricultura y a la Junta una modificación en la normativa, que al igual que en el despiece es obligatorio indicar el origen de procedencia de la carne, lo sea en la canal, donde hasta ahora solo se indica con el sello del matadero pero no así su procedencia.

Del mismo modo, se recuerda la importancia de adquirir los productos una vez comprobado el etiquetado para evitar fraudes como los que se han dado en otros años: productos en los que se resalta el lugar de envasado en vez del de origen que llevan a confusión y otras prácticas desleales. En la medida de lo posible, la organización recomienda a los consumidores priorizar los de origen español, poniendo en valor su proximidad y su excelente relación calidad precio.

Asimismo Unión de Campesinos de Segovia insiste en la necesidad, por parte de la distribución, de realizar una campaña transparente durante estas fiestas, y que se lleven a cabo los controles necesarios que evite que productos de fuera de España, sean comercializados como productos de Castilla y León.

En el Consejo Regulador del Lechazo de Castilla y León están registradas un total de 422 ganaderías, 20 mataderos y 52 operadores comerciales con una comercialización anual de carne protegida que asciende a unos 726.000 kilos, haciéndose un gran consumo durante las fiestas de Navidad.

Autor: Redacción Cuéllar

Muévelo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.