web analytics

Un cuellarano al frente del proyecto de la ruta de los puentes en Salamanca

Jesús Eloy García con José María Fraile en uno de los puentes de la ruta.

Hemos vuelto dieciocho años después a andar por la llamada Ruta de Los Puentes, en Salamanca, la antigua vía férrea que une La Fregeneda con la frontera portuguesa en Barca de Alba. Como entonces, he ido con mi amigo Rafa, el guardián del Mar de Pinares. Desde hace tiempo ya sabíamos que se estaba rehabilitando como vía verde para uso turístico. El Proyecto es de la Empresa Alcántara 98 y el cuellarano José María Fraile, es el director, empeñado en el tema como factótum desde hace muchos años. Ya son más de 20 años moviendo estudios, anteproyectos y proyectos de rehabilitación peleando con las diferentes administraciones.

Hace ya más de un año que su empeño dio frutos y se licitó la obra por casi ochocientos mil euros. No es mucho, teniendo en cuenta la inmensidad del espacio natural, pero es el comienzo de algo que está llamado a convertirse en uno de los recorridos más impresionantes y visitados de Castilla y León.

José María nos explicó con auténtico mimo todas las actuaciones en la Ruta. La zona de los trabajos se extiende por 17 kilómetros sobre una línea férrea abierta en 1897 y que constituyó una de las hazañas de la ingeniería del siglo XIX. Desciende desde los 527 metros de altitud en La Fregeneda hasta los 190 en la desembocadura del río Águeda en el Duero, delimitando la frontera. Dejó de utilizarse, como tantas otras, en 1985 por su falta de rentabilidad. Nunca consiguió atraer la cantidad de tráfico ferroviario internacional que se esperaba. El grado de pendiente es muy suave, como corresponde a un tren, y por ello la vía serpentea por las laderas del Parque Natural de Arribes, a través de 10 túneles y 20 impresionantes puentes de hierro. Auténticas maravillas de la ingeniería y del diseño.

Desgraciadamente elegimos un día gris y lluvioso. Apenas pudimos hacer una pequeña parte del recorrido, siempre muy empapados. Visitamos la Estación ferroviaria donde comienza la Ruta con el primer túnel y el más largo, que se estira un kilómetro y medio en una recta oscura e interminable. Tanto este túnel como el número 3 permanecen cerrados con una verja, para proteger las colonias de murciélagos que tienen allí su refugio. En su día se prevé que estén abiertos, salvo en épocas de cría, en el verano.

Recorriendo la ruta en un día lluvioso.

Recorrimos el Puente de las Almas y el Internacional donde finaliza la ruta. Nos asomamos a algunos túneles y compartimos con cariño los gratos recuerdos que tenemos de la “Marcha Ecológica” que organizamos por estos parajes con el Ayuntamiento de Cuéllar en febrero del año 2000. Un domingo se llenaron dos autobuses y volvimos al siguiente con otros tres autobuses más. Una locura de organización, con los amigos de La Plaga, pero que tuvo su compensación por el disfrute de todos los participantes. Hubo miedo, vértigo y cansancio, mucho cansancio. Es muy duro andar 17 Kms. sobre piedras o sobre las traviesas de la vía.

Ahora va a estar mucho mejor. Se han completado todas las traviesas de la plataforma férrea y las tablas de todos los puentes. Se han habilitado senderos laterales de un metro. Se ha reforzado la seguridad de las barandillas y, en los túneles, las dovelas y techos. La obra está prácticamente concluida a falta de la señalización. José María Fraile nos comentó los `problemas con la cartelería porque tienen que poner de acuerdo a Patrimonio (es Bien de Interés Cultural desde el 2002), con Medio Ambiente (es Parque Natural), con Adif (son los dueños) y con la Diputación que son los que pagan. Es un juego de intereses por el rédito político y por el logo más grande. Así son las cosas.

Probablemente la Ruta se inaugure en septiembre y se abra a continuación. Mientras duren las obras no está abierta al público. Actualmente no están muy interesados en abrirla en verano porque la zona es un horno insufrible en esos meses y puede acarrear problemas de difícil solución, porque los accesos para cualquier tipo de ayuda de emergencia son muy complicados. Todo esto constará en los paneles informativos que se van a instalar.

Es solo el principio. La longitud total de la vía desde Fuente de San Esteban, son 80 kilómetros. Todos ellos por parajes increíbles de naturaleza salvaje, aunque los más impresionantes son los finales. Ahora falta la promoción, la organización de los recorridos, las adaptaciones de infraestructuras turísticas…Toda una amplia tarea que si los políticos la ponen en manos de buenos profesionales harán de esta rehabilitación un hito en el turismo de interior y de naturaleza.

Autor: Jesús Eloy García Polo

Muévelo

3 Comentarios

  1. Gracias por el reportaje y por tus palabras. Sólo un matiz: Son 10 Puentes y 20 Túneles.

    Responder
  2. Hace mucho tiempo que había descubierto esta ruta; la precaución me ha impedido hacerla; ahora ya no hay escusa, estoy segura que será maravilloso recorrer esos parajes.

    Responder
  3. Habrá que esperar a Septiembre. Gracias por el artículo

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *