web analytics

Con Lobos si hay paraiso…

Lobo-iberico

Ejemplar de Lobo ibérico.

Este pasado fin de semana han tenido lugar las II Jornadas Loberas organizadas por Naturaltur, y que se han desarrollado entre las localidades segovianas de San Miguel de Bernuy, Cabezuela, Cantalejo, Villafranca y Sebúlcor. Unas jornadas que en esta segunda edición han estado dedicadas a la figura de Félix Rodríguez de la Fuente, y han contado para ello con la presencia de Odile Rodríguez de la Fuente, hija del famoso naturalista y directora de la Fundación que lleva su nombre, y también con Carlos Sanz, biólogo y colaborador directo de Félix durante mas de 5 años en el equipo de El Hombre y la Tierra.

El balance de las dos jornadas ha sido muy positivo y hay que destacar las conferencias impartidas por Odile  Rodríguez de la Fuente y por Carlos Sanz sobre Félix y el Lobo, en las que explicaron la auténtica visión que el carismático divulgador tenía sobre la especie y el importante papel que desempeñó en su conocimiento y conservación. Ambos coincidieron  en resaltar el profundo respeto y admiración que Félix tenía por los habitantes del mundo rural, ya que él mismo había pasado su infancia en plena Naturaleza y entre las gentes del campo.  Y por ello creía necesario alcanzar una especie de “pacto” que permitiera la coexistencia del lobo en su medio natural con los intereses de los humanos que viven en el medio rural , y especialmente con los ganaderos.

Carlos-Sanz

Carlos Sanz con Félix Rodríguez de la Fuente.

Una visión que comparte el propio Carlos Sanz, que siendo como es un gran defensor-amigo del lobo, considera necesario buscar un equilibrio entre todos los sectores (administración, ecologistas, ganaderos y cazadores)  para garantizar la convivencia entre el hombre y el lobo,  especieque actualmente está protegida al sur del Duero y se considera cinegética al norte de dicho río.

Por esta razón se muestra a favor de buscar un punto de encuentro entre los intereses de los ganaderos y las reivindicaciones de los conservacionistas. Y propone evitar las posturas extremas y radicales de ambos colectivos, tanto las de aquellos que afirman que el lobo es totalmente incompatible con la ganadería y piden su erradicación (caso de los que promueven campañas del tipo “Ávila libre de lobos”, o “Con lobos no hay paraíso”), como las de quienes consideran al lobo como un “dios intocable” y propugnan su defensa a ultranza y su protección total en toda la Península.

Destacó también el legado de Félix Rodriguez de la Fuente, ya que gracias a su labor, según su opinión, el lobo se salvó de la extinción en nuestro país. A principios de los 70 del pasado siglo apenas quedaban en España unos 400-500 lobos, y  Félix consiguió que en la Ley de Caza de 1970 se dejara de considerar al lobo como una “alimaña” y se le incluyera entre las especies cinegéticas. Y a partir de ese momento se empezaron a legislar otras medidas protectoras del lobo, tanto a nivel nacional, autonómico e internacional, que han permitido una lenta pero continuada recuperación del lobo en España, estimándose actualmente una población aproximada de unos 2000-2500 ejemplares (la mayor de toda Europa Occidental). Los últimos censos “oficiales” publicados en 2014 por la Junta de Castilla y León estiman que en la Comunidad hay unas 179 manadas, con unos 1600 lobos aproximadamente.

Lobos.Castilnovo

Carlos Sanz en compañía de Odile Rodriguez de la Fuente, en su primer contacto con lobos.

Asimismo hay que destacar la presencia en las jornadas de una pareja de lobos ibéricos nacidos en cautividad, criados por los naturalistas del equipo de “Fauna y Acción” y acostumbrados a las personas, y que han permitido a los participantes disfrutar de una experiencia única, pudiendo interactuar directamente con ellos y permitiendo a algunos  cumplir su “sueño” de acariciar y jugar con un lobo. Y contribuyendo además a desmitificar la falsa e injustificada imagen del lobo como un animal cruel y sanguinario.

Entre las actividades desarrolladas en las Jornadas también conviene reseñar la visita a la explotación de José Ignacio López Sanz, un ganadero de ovino que protege su ganado con varios mastines y con una burra, y que a pesar de desarrollar su actividad en territorio de lobos nunca ha tenido que lamentar ningún ataque producido por estos animales.

El burro se convierte en el mejor aliado de los ganaderos.

El burro se convierte en el mejor aliado de los ganaderos.

Y finalmente, hay que hacer una mención especial a la participación de Marcos Rodríguez Pantoja,  el conocido como “niño salvaje de Sierra Morena”, que sobrevivió durante 12 años en plena Naturaleza con la única compañía de lobos y otros “amigos” animales…, y que disfrutó “como un niño” jugando y revolcándose con los lobos de Fauna y Acción, y haciendo disfrutar asimismo a los demás participantes en las Jornadas mientras observaban asombrados su total “empatía” con estos animales…

Marcos Rodriguez ofreciendo comida a un lobo con un trozo de carne en su boca.

Marcos Rodriguez ofreciendo comida a un lobo con un trozo de carne en su boca.

La proyección de un documental sobre su vida y el rodaje de la película “Entre lobos”, dirigida por Gerardo Olivares, y rematada por el relato en primera persona de las extraordinarias vivencias del protagonista real de la película, deleitaron y emocionaron por igual a todos los participantes en las II Jornadas Loberas de Naturaltur, que vienen ademostrar que..con lobos si hay paraiso.

Para mas información:

http://amigolobocarlossanz.blogspot.com.es/

http://naturalturjornadasloberas.blogspot.com.es/ 

Autor: Redacción Cuéllar

Muévelo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *