web analytics

La Huerta de la Retamilla, de Navas de Oro, pone en valor los cultivos tradicionales

Cultivos de la Huerta de la Retamilla.

El cultivo y producción del chile jalapeño les ha hecho conocidos en el mundo de la gastronomía mejicana. Se trata de la Huerta de la Retamilla, ese rincón de Navas de Oro, dedicado a los cultivos ecológicos en donde se produce el mejor chile del mercado nacional.

Ese pimiento mejicano picante, el chile, es su cultivo estrella con la producción de 10-12 toneladas anuales. Y además, en su huerta de Navas de Oro, cultivan toda una diversidad de productos de la gastronomía mejicana, con un banco genético de 42 variedades, y se han adentrado también en la elaboración de salsas artesanales, con su marca la Chiplotera.

«El chile nos da de comer» , señala Luis García. Pero su vocación como productores ecológicos les lleva a seguir dedicando una parte de su huerta a los cultivos tradicionales de la huerta castellana, como son el tomate, lechuga, acelgas, espinacas, berenjenas de Sepúlveda, etc. que afirma «son un verdadero lujo».

Cultivos de la Huerta de la Retamilla.

Unos cultivos que en la Huerta de la Retamilla consideran fundamentales para el consumo local, productos frescos «ecológicos» y de proximidad, que cada vez son más demandados en los núcleos urbanos, en contraposición a los productos envasados que nos llegan de Almería o Marruecos en las superficies comerciales.

Por ello, a los cultivos tradicionales de huerta dedican el 4% de su producción que ponen a la venta a través del comercio local, en Navas de Oro. Frente a otras pautas sociales de consumo ya establecidas, estos hortelanos vienen a reivindicar y poner en valor la cultura y los productos locales de huerta en la comarca de la tierra de Pinares.

Autor: Redacción Cuéllar

Muévelo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.