web analytics

Reconciliare: un viaje “espiritual” en imágenes

  • La Reina visitando la muestra

La XXII edición de la muestra de Las Edades del Hombre es un viaje espiritual en el camino a la Reconciliación. Y ese recorrido se realiza a través de cuatro capítulos “In principio”, “In Figura”, “Hoy” y “Siempre”, que es la vía elegida para mostrar al visitantes el casi centenar de obras que reflejan esa viaje espiritual a Reconciliare, “a través de Jesucristo”, tal y como señaló en su inauguración Cesar Franco, Obipo de Segovia. Para ello la muestra se nutre de 96 obras cuidadosamente seleccionadas del patrimonio histórico-artístico, fundamentalmente de Castilla y León, entre las que destacan obras de Pedro y Alonso de Berruguete, Juan de Juni, Gil de Siloé, y una obra de El Greco.

Entre ese amplio catálogo de obras habría que destacar, en la iglesia de San Andrés, una pintura policromada del “Cristo del Perdón”, de Luis Salvador Carmona,(Atienza), y las grisallas sobre tabla de “Adán y Eva”, de Fernando Gallego, de la catedral de Zamora . En la iglesia de San Martín, destacaríamos un óleo sobre tabla de “El Calvario” de Pedro Berruguete, un bronce de  la “Anunciación”, de Venancio Blanco,  la Virgen de la Esperanza, de Juan de Juni, de la iglesia de Santiago de Allariz (Orense) y la talla de el Calvario de la iglesia de San Andrés.

  • Mujer adúltera, de Ramón Nuñez

Finalmente, en la iglesia de San Esteban se puede contemplar una de las joyas de la exposición el óleo sobre lienzo de “la Oración en el Huerto” de El Greco, de la iglesia de Las Pedroñeras ( Cuenca), una madera policromada de “Santa María Egipciaca”, de la Colegiata de San Luis, de Villargarcía de Campos (Valladolid), el “San Jerónimo Penitente”, de Alonso Berruguete, procedente de la iglesia de Santa Maria la Real de Nieva, y las bulas de indulgencia de Isabel de Zuazo, que de esta manera regresan junto a su sepulcro situado a pocos metros en un lateral del altar de la iglesia de San Esteban.

La exposición se cierra con una imagen espectacular del Papa Francisco rezando en Auschwittz, situada en el altar de la iglesia de San Esteban. Ahí finaliza ese recorrido expositivo en la búsqueda de la belleza, “la belleza en Jesucristo”, que es donde está “la verdadera belleza”, según señaló el prelado de la diócesis de Segovia, al dar la bienvenida a la exposición a la Reina Sofía. Y sin duda, que ese efecto de la belleza se ha conseguido en “Reconciliare”, que tendrá abiertas sus puertas hasta el próximo 12 de noviembre.

Autor: Ignacio Montalvillo

Muévelo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *