web analytics

La Unión de Campesinos en contra de la inversión de la Diputación en la Floresta

Juan Manuel Palomares haciendo balance del año agrario.

Juan Manuel Palomares haciendo balance del año agrario.

La Unión de Campesinos de Segovia ha realizado esta jornada balance del año, en el que su coordinador provincial, Juan Manuel Palomares, ha empezado por señalar los graves efectos de la sequía en la cosecha de cereal, que se sigue notando en estas fechas en plena campaña de la sementera, complicando la planificación de cultivos y del cumplimiento del greening. El año ha sido malo para los ganaderos, con el porcino en una situación muy mala, y por la caída de los precios del ovino de carne y de la leche, que están provocado fuertes pérdidas a los ganaderos. Y por contra, en el lado positivo, el año ha sido bueno para el sector hortícola, después de una campaña catastrófica como fue la del año anterior.

Palomares ha hecho especial hincapié en uno de los principales problemas del sector, la aplicación discriminatoria de la PAC , que ha significado la desaparición de la figura del agricultor a título principal y aparece la de agricultor activo, que no ha resuelto los problemas del sector, ya que todos los titulares son perceptores de los fondos de Desarrollo rural. También ha querido incidir en la  importante  reducción del presupuesto de agricultura, de un 25% con respecto al año pasado, lo que representa que la agricultura solo representa un 4,13% del presupuesto regional, que no se corresponde con el peso de la actividad agraria y la transformación agraria en la economía regional.

No se ha olvidado de lanzar sus dardos contra la anterior Consejera de Agricultura, Silvia Clemente, señalando que la relación con la actual Consejera es mas fluida  y que se ha producido un cambio de tendencia en el trato de favor que se venía manteniendo en la etapa anterior con la gran industria de transformación, ya que ha afirmado que “veníamos observando una posición de abuso de determinadas industrias contra los productores agrícolas y ganaderos”.

Y  ha insistido en el grave problema de envejecimiento y de despoblación del medio rural, que en opinión de la Unión de Campesinos está poniendo en peligro la viabilidad del medio rural. Y en este sentido ha querido manifestar su repulsa y enérgica oposición a la decisión de la Diputación provincial de la compra del palacio de la Floresta, que según Palomares “mas que ejercer su función de dedicación a los municipios y se dedica a hacer negocio”. Esta decisión señalaba “va en contra del medio rural y de sus pobladores, a los que solo se les tiene en cuenta a la hora de pagar los tributos, mientras que se dejan de hacer importantes inversiones en los pueblos de la provincia, que lo necesitan, mientras se destina gran parte del presupuesto a inversiones inmobiliarias”.

Autor: Redacción Cuéllar

Muévelo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *